Publicado el Deja un comentario

TERRAPLANISTAS

En realidad el fenómeno terraplanista es muchísimo más interesante de lo que parece y tiene un trasfondo que evidencia una situación de desconfianza (quizás aún muy minoritaria) en el “conocimiento científíco oficial”. La cosa va más o menos así:

La práctica totalidad lo que “sabemos” del mundo gracias a la ciencia, el conocimiento y la cultura oficiales se sustenta gracias a la confianza que depositamos en los “expertos”, un ente abstracto al que dotamos de legitimidad para afianzar conocimiento en la sociedad actual.

Para la aplastante mayoría de la población es sencillamente imposible comprobar de manera rigurosa y experimental (basado en la experiencia y experimentación propia) si lo que nos cuenta el saber oficial, el consenso de expertos, es cierto. Es tal la cantidad, dificultad y profundidad de lo que llamamos “saber occidental” que es absolutamente inabarcable. Ni la persona más activa e inteligente del mundo sería capaz de poner a prueba todo ese conocimiento así que la mayor parte de lo que creemos que sabemos cada uno de nosotros descansa en la confianza en el saber oficial. Lo que llamamos como consenso científico.

Dado que la inmensidad del concimiento del que disponemos lo sustentamos gracias a una red de confianza en el mismo momento en el que uno la pierde, por el motivo que sea, ideas como la de que la Tierra es plana pueden tener el mismo sentido que la idea oficial. Solo hay que acercarse sin prejuicios a las tesis del terraplanismo para darse cuenta de que si uno perdiera toda la confianza en la ciencia oficial, para la población de a pie no abría manera de discernir quien tiene razón. Ninguna de las dos tesis es comprobable al 100% de manera experimental (o quizás sí pero invirtiendo una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo).

Y ahora viene la parte dura:
¿Porqué hay gente que ha perdido la confianza en la ciencia oficial?
¿Podemos confiar CIEGAMENTE en los expertos de todas las áreas de conocimiento?
¿Están los lobbies de la agroquímica, farmacéutica, etc… erosionando la confianza que muchos depositaron en ellos? ¿Acaso el conflicto de interés no está creando un caldo de cultivo para llegar a poner en duda gran parte de la base de conocimiento occidental?

Si te ha gustado este post tengo una newsletter que te va a encantar: Coffee Sundays
Email Whatsapp Tweet Facebook

Deja un comentario