Publicado el Deja un comentario

Política: divide y vencerás.

(A veces) la política tiene la extraña costumbre de convertir un malentendido en un conflicto irresoluble.

1. Separa a las distintas partes del conflicto en grupos.
2. Etiqueta a esos grupos (la elección del nombre es importante)
3. Se reparten los grupos entre los distintospartidos. Si no hay quien los absorba se hace uno nuevo. Cada uno se queda con el grupo que le caiga más simpático y le reporte mayor beneficio político.
4. Una vez repartidos los grupos se repite incesantemente lo que diferencia a uno de otros.
5. Los grupos q no pertenecen al propio partido político son el enemigo. La ética del partido obliga a verlos como “el Mal” y con “el Mal” no se debate
6. A veces un grupo ajeno despierta el interés d uno o varios partidos e intentan hacerlo suyo. Normalmente porque es rentable.

Anarkía

Encuentra más contenidos sobre el pensamiento libre, el rechazo a la cultura de masas y la revolución individual.

Ir a la sección Anarkia

Si te ha gustado este post:
Suscribirte a la Newsletter
O compartir:
Email Whatsapp Tweet Facebook
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *