Dibujo del Palau dels Borja en Gandia Publicado el Deja un comentario

Maravillitas arquitectónicas de Gandia

Hace unos meses me mudé a Gandía con Ali y gracias a los paseos en carro que he ido haciendo con el niño me he pateado buena parte de la ciudad.

Siendo yo de Oliva he de reconocer que no me apasionaba la idea de venir a vivir a la capital de La Safor. Siempre me pareció una ciudad tirando a fea. Buena para ir de compras pero poco más. El centro histórico de Oliva, por ejemplo, tiene más empaque. Está más definido. Y, de alguna manera, ha conservado mejor la pureza de sus orígenes. Pero últimamente he ido descubriendo verdaderas maravillas arquitectónicas en Gandía y empiezo a sentirme en casa. La gran revolución ha sido levantar la mirada

Casi todas las plantas bajas de Gandía albergan negocios. Negocios que intentan competir vistiéndose de colores chillones, grandes carteles de metacrilato y diseños “modernos”. Todo ese ruido visual me había cegado por completo, no era capaz de ver las maravillitas que esconde Gandía en casi todos los rincones de la ciudad. Pero ahora ya sí, solo tengo que inclinar un poco la cabeza hacia arriba y voilà, a disfrutar.

La imagen de aquí arriba es del Palau dels Borja. No hace falta levantar la mirada para admirarlo.
Láminas disponibles aquí: Lámina Palacio- Ducal de Gandia

Si te ha gustado este post tengo una newsletter que te va a encantar: Coffee Sundays
Email Whatsapp Tweet Facebook

Deja un comentario